miércoles, 5 de marzo de 2008

La casa del narigón

Carlos Bilardo, recuerda lo que ocurría con la casa que tiene en el Bajo Flores cuando era entrenador del seleccionado nacional: “ Me reventaban el frente a piedrazos hasta que me avivé: antes de cada Mundial ponía el cartel “SE VENDE” y, más tarde, ya con todos los partidos encima, le agregaba otro de “VENDIDO”. Igual cuando perdimos contra Camerún, en Italia ´90, nos tiraron de todo ”.

4 comentarios:

El Doc 9 dijo...

Franco, habria que recordar cuando el Narigón no quiso recibir a los funcionarios radicales que tanto lo habían cuestionado por lo difícil en las eliminatorias 1985, luego de que ese equipo salga campeon, abrazo grande

Tony Blas dijo...

Jajajaja... muy bueno... imperdible el narigón.

Pasate a jugar al PRODE ON THE ROCKS.

Saludos.

dani hoyos dijo...

Excelentes las anécdotas, saludos!!!

CALIGULA dijo...

Supe que tuvo una casa en el barrio de Caballito que tampoco salió indemne.

Saludos.